Derivado de la Reforma Fiscal, aplicable a los ejercicios fiscales 2014 – 2015, y con base en los resultados arrojados por la tecnología implementada a la materia fiscal respecto del CFDI, se da pauta al surgimiento de la “Contabilidad Electrónica”; instaurada bajo la razón de ser un medio que facilite al contribuyente, el cumplimiento de sus obligaciones fiscales de naturaleza formal, se constituye bajo 3 aristas importantes que conllevan la instauración de efectos legales y fiscales violatorios los Derechos Humanos de los Contribuyentes; dichas aristas se configuran por:

• Envío de la contabilidad a través de medios electrónicos.- Referente a la obligación de envío, por parte de los contribuyentes, a través de medios electrónicos del catálogo de cuentas, la balanza de comprobación, así como las pólizas y los auxiliares de cuenta, los primeros 3 días respecto de personas morales y 5 días respecto de personas físicas, del segundo mes posterior, al mes que corresponde la información a enviar, por cada uno de los meses del ejercicio fiscal de que se trate en relación al catálogo de cuentas, así como balanza de comprobación y a partir del 1 de julio de 2015 respecto de las pólizas y los auxiliares de cuenta.

• Buzón Tributario.- Medio virtual de comunicación entre la Autoridad Fiscal y los Contribuyentes, así como plataforma para la implementación de las Auditorias Fiscales de carácter electrónico. En caso de que no se atienda una notificación a través de dicho medio, se tendrá por legalmente hecha.

• Revisiones Electrónicas.- Facultad de comprobación por parte de la Autoridad Fiscal, que tiene como objetivo, a) verificar el cumplimiento de las obligaciones fiscales, por parte de los contribuyentes, responsables solidarios y/o terceros relacionados, y en caso de resultar procedente, b) determinar créditos fiscales, así como c) fungir como un medio de comprobación de la comisión de delitos fiscales.

No obstante de la generación de nuevas obligaciones, en la práctica se sabe de la ineficacia de la plataforma de las Autoridades Fiscales, para garantizar el cumplimiento de las mismas, lo cual puede derivar en la imposición de sanciones por incumplimiento sin que exista voluntad por parte del Contribuyente.

Como resultado de incumplimiento a las nuevas obligaciones, lo posiciona como candidato susceptible de Auditoria por parte de la Autoridad Fiscal, la que podrá ejercerse mediante una Revisión Electrónica, a través de la misma plataforma digital, para comprobar que el contribuyente, responsables solidarios o terceros relacionados han cumplido con las disposiciones fiscales y en su caso determinar las contribuciones omitidas, créditos fiscales, así como la posible comisión de delitos.

En el mismo sentido el Código Fiscal de la Federación, contempla multas que van desde los $5,000.00 a los $15,000.00 cuando el contribuyente:

• No ingrese la información contable a través de los medios electrónicos correspondientes.
• Ingrese la información contable a través de medios electrónicos, fuera de los plazos establecidos.
• Ingrese la información contable a través de archivos con alteraciones que impidan su lectura.
• No ingrese de conformidad con las reglas de carácter general emitidas para tal efecto.
• No cumpla con los requerimientos de información o de documentación formulados por las autoridades fiscales en este tema.

Dichas circunstancias ponen a la negociación en un estado de contingencias constantes, que repercuten no sólo en el ámbito legal sino incluso en el fiscal, administrativo, laboral, comercial competitivo y económico, al verse obligados a encausar sus recursos a solventar auditorias fiscales inconstitucionales, quitándoles cierto control en el ámbito competencial y de generación de riqueza. Lo cual nos lleva a preguntarnos ¿La contabilidad electrónica, está cumpliendo con la finalidad de ser un facilitador para el contribuyente o le impone más cargas?

Contrario a lo establecido dentro de la Reforma Fiscal, el Juicio de Amparo, se constituye como el medio de defensa legal para contrarrestar las implicaciones comentadas, permitiendo situar nuevamente a la empresa, por encima de sus competidores al tener el control en las negociaciones.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación informó que Dirección General de Estadística Judicial del Consejo de la Judicatura Federal, al día 18 de agosto de 2015, se encontraban radicados en los Juzgados Primero y Segundo de Distrito del Centro Auxiliar de la Primera Región, con residencia en el Distrito Federal, un total de 35,307 amparos promovidos en contra de la Reforma Fiscal.

Por su parte el Administrador General de Notificaciones del Servicio de Administración Tributaria, señaló que a febrero del presente año 38,000 contribuyentes interpusieron amparos ante la autoridad judicial en contra del Buzón Tributario, de los cuales a 14,000 se les concedió una suspensión completa para recibir notificaciones por esta vía.

Cabe destacar que a la fecha los Juzgados Federales han emitido sentencias otorgando la Concesión de Amparo, es decir favoreciendo a los intereses de los contribuyentes que promovieron dicho juicio, sin que pase desapercibido que de igual forma se han resuelto en sentido desfavorable a los contribuyentes. Esto se debe esencialmente a la defensa legal que se lleva en cada caso en particular, así como a la experiencia del abogado, dentro del ámbito constitucional y fiscal.

El análisis en conjunto de los beneficios pretendidos y las obligaciones impuestas, así como las consecuencias de las mismas, nos ponen en la situación de meditar para establecer que resulta más conveniente a las empresas, puesto que la interposición del juicio de amparo, suspende el ejercicio de las facultades de la autoridad fiscal, por lo que el contribuyente:


  • No se encontrará obligado a realizar el envío de la contabilidad a través de medios electrónicos.

  • No serán contribuyentes, susceptibles de una revisión electrónica.
  • No se encontrarán obligadas a hacer uso del buzón tributario para efectos de auditorías fiscales y/o como medio de notificación.
  • No se encontrarán obligadas a hacer uso del buzón tributario para efectos de auditorías fiscales y/o como medio de notificación.

Se aconseja allegarse de expertos en la materia a efecto de que el patrimonio del contribuyente no se afecte en proporciones relevantes por inobservancia estricta a las disposiciones legales, que incidan gravemente en el funcionamiento de su actividad o negocio, lo cual incluso permitirá el desarrollo y crecimiento de la empresa.

Nuestra Firma, cuenta con años de experiencia en materia de Defensa Fiscal y Constitucional, por lo que aunado a la disminución de riesgos y obligaciones, se brinda un servicio integral, en contra de los 3 tópicos de la Contabilidad Electrónica, a efecto de optimizar recursos en tus negocios.

DIRECCIÓN JURÍDICA.
PÉREZ REYES & ASOCIADOS.

Dejar una replica