Las redes sociales y en general los medios de comunicación, son hoy por hoy una herramienta para recabar información de los usuarios del sector financiero, con los cuales se suele lucrar. Además, debido a ello, es muy común recibir llamadas o correos electrónicos no deseados en los cuales se ofrecen diversos servicios, tales como seguros.

            Ante tal el situación la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios  de Servicios Financieros (CONDUSEF) creó en 2007 el Registro Público de Usuarios (REUS), que es el registro de usuarios que no deseen recibir información publicitaria de productos y servicios financieros, es decir, es un padrón que contiene información personal de los Usuarios del sistema financiero mexicano que no desean ser molestados con publicidad y promociones por parte de las Instituciones Financieras en sus prácticas de mercadotecnia que cada día van en aumento.

            De esta manera el registro (REUS), permite que te inscribas en una base de datos a fin de restringir llamadas promocionales en números particulares (fijo y/o móvil), laborales (fijo y/o móvil), o correo electrónico (particular o laboral), buscando mantener a salvo tu privacidad y evitar las molestias que causan estas llamadas o envío de información. Una vez registrado el usuario debe esperar 45 días naturales para que sus datos estén actualizados y dejar de recibir llamadas o correos electrónicos de las instituciones financieras. La CONDUSEF ofrece res formas de registro: i) a través del Centro de Atención Telefónica (01800 999 8080 a nivel nacional o al 5340 0999 en el Distrito Federal y Área Metropolitana), ii) Vía Electrónica (http://portal.condusef.gob.mx/reus/ReusDW4/index2.html) y, iii) en cualquier oficina de CONDUSEF.

            Cabe hacer mención que la vigencia de la inscripción en el Registro será de dos años a partir del día en que surta efectos la misma, y luego de ese plazo la CONDUSEF cancelará de manera automática su afiliación para recibir una nueva petición en cualquier momento. Para consultar la vigencia de la inscripción en el REUS o dar de alta mayores datos basta con que el usuario entre al portal o acuda a cualquier delegación de la CONDUSEF y señale su nombre completo y alguno de los daros que restringió. Durante la vigencia de la inscripción en el REUS, el usuario registrado quedará protegido, en cualquiera de los datos registrados en dicho Registro, a efecto de que su información no sea utilizada por las Instituciones Financieras para Fines mercadotécnicos o publicitarios.

            Sin embargo, la inscripción en el REUS no impide que los usuarios registrados reciban, por cualquier medio, publicidad relativa a cobranza, encuestas de calidad, organizaciones políticas, entidades de caridad o beneficencia y encuestadores telefónicos, así como cualquier otra, distinta al ofrecimiento de productos o servicios financieros, pero es poco probable que ello suceda, pues las Reglas del Registro Público de Usuarios (DOF–01/11/2013) dispone que previamente a que las Instituciones Financieras utilicen la información de los usuarios con fines mercadotécnicos o publicitarios, deberán efectuar la consulta de la base de datos que administra la CONDUSEF, con objeto de verificar si el usuario, respecto del cual se pretenda utilizar su información para los fines mencionados, se encuentra inscrito en el REUS.

            Si una vez transcurrido el plazo de 45 días después del registro se siguen recibiendo correos electrónicos o llamadas respecto de productos o servicios financieros el  usuario registrado deberá dar aviso a la CONDUSEF por cualquiera de los medios que para la inscripción, para dar inicio al procedimiento sancionador en términos de las disposiciones aplicables.

            El REUS tiene importancia en que más allá de permitirles a los usuarios no ser molestados salvaguarda el derecho a la privacidad de los datos personales, por lo que en la actualidad depende de cada quien recibir o no información publicitaria de las instituciones financieras en nuestro país, pues además de la CONDUSEF, la Procuraduría Federal del Consumidor ha puesto a disposición el Registro Público para Evitar Publicidad (RePEP) a fin de que proveedores y empresas se abstengan de llamarles para publicitar sus bienes, productos o servicios.

 

MiceliMMSJuntasMICELI MENA MORGADO.

ABOGADO

PÉREZ REYES Y ASOCIADOS.

 

 

Dejar una replica